Cómo ser próspero y qué significa prosperidad



La prosperidad es sentirse y actuar en armonía, con la prosperidad del Universo. La sintonía espiritual con el universo tiene una consciencia inmediata con la abundancia. El universo fue creado con infinitas posibilidades y oportunidades para cada uno de los seres vivientes.
Un pensamiento no es más que una descarga de energía. Es importante tomar conciencia cuales son nuestros pensamientos porque nosotros somos quienes estamos provocando las cosas que nos suceden. La calidad de nuestra energía llamará elementos de la misma calidad.

Deja todo y sígueme


Son interesantes algunas enseñanzas escritas en alegorías en La Biblia, tomadas de la sabiduría milenaria transmitida por guías de la humanidad en distintas civilizaciones.
“Deja todo y sígueme” se le atribuye decir a Jesús. Está explicando que en camino de elevación espiritual no hay términos medios, no hay tibieza. Los tibios no están preparados para entrar al Reino Espiritual. En otra parte señala que cuando vas de visita a una casa luego debes sacudir el polvo de los pies y continuar el camino. Una enseñanza que expresa que el ego o yo personal se deja llevar por instintos y condicionamientos propios de sus carencias, de sus frustraciones y de sus apegos. Puedes vivir necesariamente algunas experiencias y compartir algunas superficialidades, pero no engancharte con ellas. En el sendero de iniciación debes aprender a liberarte de esas prisiones para marchar hacia la realización espiritual, el único y verdadero propósito de la existencia humana en esta Tierra y que te llevará a la real libertad.